Diario del CM ¿De dónde venimos? III

rawpixel-658245-unsplash

No es un trabajo para cualquiera

Un buen CM es todólogo; Genera contenido, lo analiza, sintetiza, es paciente, inteligente, tiene buena ortografía, sabe de diseño, crea campañas, se anticipa a las crisis, está pendiente de todo, absolutamente todo. Somos unos profesionales, pero «Aún hay gente, muchas empresas, que desconocen la importancia de estas plataformas. No puedes dejar escaparates tan amplios en manos de alguien que tiene Twitter o a uno que sabe de videojuegos. Hay que buscar a personas formadas. Si no, no se consiguen los objetivos, no habrá retorno en la inversión o puede quedar seriamente dañada la imagen ya sea de la empresa o de la persona a la que se representa», explica Manuel Moreno, uno de los periodistas más influyentes de internet en España y autor del libro «La enciclopedia del community manager». Al respecto, Moreno afirma que el objetivo principal que tiene que regir a cualquier CM es crear una relación de confianza con los seguidores. «En las redes sociales hay que conseguir una comunidad y hablar con ella. Si generas esos lazos, recurrirán a ti y te recomendarán». Las interacciones genuinas son el deseo de todo CM, el anhelo, la culminación de un excelente trabajo. Porque no es lo mismo llevar la cuenta de una empresa que la de un político. Un CM es consciente del tono, de la identidad de la marca, del mensaje que se quiere mandar y del cómo lo vas a enviar. 

Leave your comment